Dioses de Egipto | Película Completa en Español | Películas de Acción

4.4/5 - (24 votos)

ARGUMENTO

En Egipto anterior al nacimiento del mundo,Set, el dios egipcio de la oscuridad, usurpa el trono del imperio egipcio asesinando a su hermano el viejo rey Osiris y desterrando a su sobrino Horus, el heredero legítimo, quitándole los ojos, justo el día en el que tomaría posesión del trono. Durante algunos años, los egipcios fueron esclavizados y todos los dioses opositores asesinados poco a poco, pero un ladrón llamado Bek y su novia Zaya planean robar los ojos de Horus para que así él vuelva y derrote a Set. Bek se aventura en el Tesoro Real sorteando las trampas y robando uno solo de los ojos, pero a su regreso él y Zaya son descubiertos por Urshu, arquitecto del rey y su mano derecha. Ambos logran escapar pero Urshu impacta a Zaya justo en el corazón con una flecha, matándola. Bek decide hacer un pacto con Horus para que le devuelva la vida a su amada a cambio de su ojo. Horus acepta y recupera su ojo pero Zaya parte con Anubis al más allá pero sin ninguna riqueza que dar para la balanza. Horus le dice a Bek que solo el rey puede hacer que Anubis de vuelta atrás y que si el recupera el trono antes de que Zaya llegue a la última de las Nueve Puertas de la tierra de los muertos, hay una posibilidad de salvarla, Bek decide ayudarlo y ya que vio los planos de la pirámide de Set, su fuente de poder, Horus planea matar al desierto para poder matar a Set.

Horus y Bek parten a La Fuente de la Creación donde se encuentra el abuelo de Horus: Ra, Dios del Sol. Ambos le piden a Ra el agua de La Creación para llevar a cabo su plan. Mientras tanto, Set comenzó a dar caza a los pocos dioses opositores a su reino que aún quedaban con vida, lo que provocó que Hathor (prometida de Horus) se convierta en su amante para así mantenerse a salvo y que pudiera perdonar la vida de Horus. La cacería de Set dio inicio, eliminando a todos aquellos dioses restantes que se interpusiesen en su camino, aun siendo dioses relacionados con él. El caso más emblemático fue el de Netfis, diosa de la Protección y antigua esposa de Set, a quien su esposo le cortó sus gigantescas alas. En el ínterin de esta cacería, Horus y Bek escapan de una horda de subordinados de Set que los había atacado, refugiandose en el antiguo jardín real. Al darse cuenta de que Horus había recuperado uno de sus ojos, Hathor escapa de Set y vuelve a unirse con su prometido para ayudarlo.

Durante su escondite en el jardín, Horus le cuenta a Bek la historia del mismo, explicándole que su padre Osiris dejaba que los pobres enterraran sus muertos ahí. Al mismo tiempo, le reveló que al ser asesinado Osiris, su esposa se terminó suicidando. La situación parece calma, hasta que irrumpen en escena dos jinetes enviados de Set. En el combate, Horus logra acabar con uno de ellos, mientras que Hathor elimina al restante salvando al mismo tiempo a Bek de una muerte segura. Tras haber escapado de esa emboscada, los dioses y el joven deciden visitar al Dios de la Sabiduría Toth. El motivo de esta visita, tuvo que ver con un encuentro previo que tuvieron Horus y Bek con una esfinge que vigilaba la pirámide de Set, quien les había planteado un enigma para poder ingresar a dicha pirámide. Una vez que lograron convencer al dios, los cuatro partieron hacia la pirámide, donde con la ayuda de Toth lograron resolver el enigma de la esfinge y por consiguiente, ingresar a la pirámide. Sin embargo, todo se termina convirtiendo en una emboscada de Set, a través de la cual captura a Horus y Hathor por medio de una trampa, y asesina a Toth robándole el cerebro. Bek, que había logrado escapar, se dispone a echar el agua de La Creación, pero Set lo detiene contándole la verdad sobre el destino de Zaya. Decepcionado por la traición de Horus, Bek huye dejando a los dioses librados a su suerte. Aun así, Hathor en un acto de confianza, le entrega a Bek su brazalete que le permite trasladarse al mundo de los muertos. Bek aprovecha este elemento para trasladarse al Más Allá, llegando justo en el momento que Zaya debía rendir cuentas ante Anubis para pasar el juicio. Tras una conversación en la que Bek expresa su enojo hacia Horus, Zaya le pide que regrese con el dios y le de un voto de confianza.

A todo esto, los asesinatos de Osiris, Neftis y Toth, tuvieron como objetivo la creación de un súperdios destructor, sobre el cuerpo de Set. Urshu coordina el implante de las alas de Neftis, el corazón de Osiris, el cerebro de Toth y el ojo que quedaba de Horus en el cuerpo de Set, convirtiéndolo en un dios omnipotente. Con esta fuerza, Set sube al cielo para derrotar a Ra y robar su lanza, teniendo éxito.

Tras la caída de Ra, Set invoca a Apofis, quien comienza a devorar el Río Nilo desatando el Caos. Bek regresa con Horus y vuelven a aliarse. Con ayuda de Neftis (quien aún muerta se contacta con Horus), los héroes viajan a la Capital para derrotar a Set. Ambos secuestran a Urshu, quien los eleva por el pilar que construyó en honor a Set, teniendo luego una pelea en la que Bek mata a Urshu. Sobre la cima de ese pilar, Set se encontraba invocando a Apofis, hasta que fue interrumpido por Horus iniciándose el combate. Set apalea a Horus, hasta que Bek consigue captar su atención. Set abandona su lucha contra Horus yéndose contra el joven, quien en una maniobra consigue rescatar el ojo faltante de Horus. A pesar de ello, Bek cae al vacío y Horus se lanza a rescatarlo, sin importarle su ojo. Esta acción permitió que Horus finalmente ascienda como dios, yendo nuevamente tras Set. Finalmente y tras otra encarnizada batalla, Horus derrota a Set despojándolo de las alas de Neftis y de la lanza de Ra, con la que le da el golpe final. Tras recuperar la lanza, Horus restituye a Ra como Dios Supremo y este último baja a la Tierra, derrotando a Apofis.

Horus regresa a Egipto, donde recupera su ojo y se reencuentra con Bek, sin embargo el joven muere debido a una herida provocada por Set. Cuando Horus lleva a Bek a descansar al lado de Zaya, Ra se apareció diciéndole estar en deuda con él y le ofrece cumplirle un favor. Horus pide por la resurrección de Bek y Zaya, a lo que Ra accede cumpliéndole el deseo y devolviéndole la vida a los jóvenes.

Tras la resurrección de los jóvenes, se produce la coronación de Horus como Rey de Egipto, designando a Bek como su consejero. La historia termina con Horus yendo a buscar a Hathor y Bek dándole el tesoro de los muertos para que se lo devuelva.

Dioses de Egipto | Película Completa en Español | Películas de Acción

Volver arriba